Las 5 estafas de tarjetas de crédito más comunes y cómo prevenirlas

Según un informe de la Asociación Estadounidense de Banqueros, en 2019, había más de 374 millones de cuentas de tarjetas de crédito abiertas en los EE. UU. Este número crece a una tasa del 2,5% anual. Sin embargo, a pesar de su uso generalizado, no son el método de pago perfecto. La Comisión Federal de Comercio informa alrededor de 2,3 millones de casos de transacciones fraudulentas por año, y las estafas de tarjetas de crédito son responsables del 45% de estos engaños.

Entonces, ¿con qué frecuencia ocurre el fraude con tarjetas de crédito? Mucho. Si cree que es lo suficientemente inteligente como para evitar este tipo de estafas, piénselo de nuevo. Alguien puede robar los datos de su tarjeta mientras compra ropa en una tienda, saca dinero de un cajero automático e incluso cuando navega por Internet.

A continuación, desglosamos lo siguiente:

  • Qué constituye una estafa de tarjetas de crédito.
  • ¿Cómo ocurre el fraude con tarjetas de crédito?
  • Los tipos más comunes de estafas de tarjetas de crédito.
  • Consejos para la prevención del fraude con tarjetas de crédito.

¿Qué es una estafa con tarjeta de crédito?

Por definición, eso es una forma de robo de identidad que ocurre cuando alguien tiene acceso no autorizado a sus datos financieros, que utiliza para realizar transacciones no aprobadas. Las técnicas de fraude con tarjetas de crédito varían. Pueden ir desde el robo físico hasta los delincuentes que obtienen su número y código CVV a través de sitios web de phishing y software malicioso.

Sin embargo, en todos los casos, una vez que renuncie involuntariamente al acceso a esta información personal, las consecuencias podrían ser nefastas. Los delincuentes que controlan sus datos pueden agotar todos sus fondos en su cuenta bancaria. Tenga en cuenta que los piratas informáticos también pueden obtener esta información a través de una violación de datos.

Las 5 estafas de tarjetas de crédito más comunes que debe conocer

Los estafadores son inventores. Sin embargo, gracias a Internet, el público se da cuenta rápidamente de sus planes. Por lo tanto, continuamente se les ocurren nuevos. Si se está preguntando, ¿cómo ocurre el fraude con tarjetas de crédito? Bueno, estas son las estafas más notorias que existen:

  • Estafa de caridad – Después de una tragedia bien documentada, los estafadores se acercan con el pretexto de que están trabajando para una organización benéfica creíble y piden donaciones.
  • Estafa de puntos calientes – Tenga cuidado con la conexión Wi-Fi gratuita. Los delincuentes a menudo establecen puntos de acceso bajo los nombres de lugares cercanos, monitoreando todos los datos que fluyen a través de ellos.
  • Estafa de granja por registro de tarjeta de crédito –Los estafadores engañan a las víctimas para que entreguen voluntariamente su información haciéndolas inscribirse en un programa de recompensas de tarjetas de crédito falsas.
  • Estafa de sobrecarga – Un mensaje / llamada le informa que se le ha cobrado de más en una transacción reciente y es elegible para una devolución.
  • Estafa de desnatado – Un skimmer es un dispositivo que los delincuentes conectan a los lectores de tarjetas. Una vez que pasa su tarjeta por un skimmer, registra toda la información de su banda magnética.

¿Cómo prevenir el fraude con tarjetas de crédito?

Sepa que depende de usted tomar decisiones inteligentes para evitar el fraude. Puede buscar en Google: ¿cuáles son los diez consejos de seguridad para tarjetas de crédito? Para facilitar las cosas, los hemos enumerado a continuación. Ellos son:

  • Mantenga su tarjeta de crédito segura – No lo lleve en su billetera y nunca deje que la gente lo maneje sin supervisar el proceso.
  • Manténgase seguro al usar su tarjeta en línea – Incluso si eres un apostador deportivo, hay sitios como SBS que ofrecen excelentes críticas sobre las casas de apuestas en línea y brindan a los usuarios más confianza sobre dónde usar sus tarjetas de crédito.
  • No publique información confidencial en las redes sociales – Nunca comparta públicamente su dirección, número de teléfono u otros datos identificables.
  • Reporte inmediatamente una tarjeta perdida o robada – Le permite a su banco congelar su cuenta, haciendo que su tarjeta sea inútil.
  • Utilice una contraseña segura – Opte siempre por un cifrado que involucre símbolos y números especiales, y considere usar un administrador de contraseñas.
  • No te fíes de las redes Wi-Fi públicas – Particularmente cuando se trata de transacciones financieras.
  • Configurar alertas de fraude – Configure los ajustes de su cuenta para estar informado de cualquier transacción sospechosa.
  • Compruebe si hay skimmers – Conozca la apariencia de la ranura de su tarjeta de cajero automático. Evite las máquinas que cuentan con una diferente.
  • Revise periódicamente sus informes crediticios – Realice un control semanal de la actividad de su tarjeta, estando atento a todas las compras no autorizadas.

Conclusión

Si sospecha que ha sido víctima de fraude con tarjetas de crédito, debe comunicarse instantáneamente con su emisor, en línea o por teléfono. Su próximo paso debe ser informar el incidente a la policía local. Sin embargo, su banco también puede hacer esto. Recuerde investigar a cualquier minorista / empresa con la que realice transacciones, revise sus extractos bancarios cuidadosamente y busque siempre la s al final de HTTP en su navegador.