Cómo cavar en tierra dura

A veces, necesitas cavar en tierra dura. No importa si necesitas hacer un hoyo para plantar un árbol o para colocar un poste, a continuación te daremos todos los trucos y consejos que necesitas para que puedas cavar con éxito en cualquier tipo de terreno, incluso el más duro.

Cómo cavar un suelo muy duro

Espera hasta después de una lluvia fuerte para cavar la tierra. El agua ablandará la tierra dura, lo que facilitará la excavación. Alternativamente, riega el suelo y espera hasta que se absorba antes de cavar. Continúa añadiendo agua al hasta que se pueda cavar más fácilmente.

Evaluar la humedad del suelo antes de cavar

Cavar o labrar en un suelo duro cuando está seco no solo hará que la tarea sea más difícil, sino que también dañará el suelo. Se provocará polvo fino que aumentará el riesgo de erosión por viento o agua. Por otro lado, labrar suelos duros que están demasiado húmedos aumentará la compactación y creará más terrones.

Antes de labrar o cavar, prueba la humedad del suelo cavando hasta una profundidad de unos 15 centímetros. Coge un puñado de tierra y apriétalo haciendo una bola. Introduce un dedo en el centro de la pelota.

  • Si el suelo se desmorona con facilidad, entonces la humedad del suelo es perfecta para labrar o cavar.
  • Si la bola no se desmorona o se rompe en pedazos grandes, entonces el suelo está demasiado húmedo
  • Si el suelo no forma una bola, entonces está demasiado seco.

Deja que la tierra húmeda se seque durante 3 a 4 días antes de comprobar el suelo nuevamente. Riega la tierra completamente seca y deja reposar la zona durante 3 a 4 días para reducir el exceso de agua, luego pruebe una vez más.

Primero usar un pico

Al principio puedes probar a romper la tierra dura con un pico. Los picos, tienen una punta afilada en el extremo que abren la tierra dura con más facilidad y también ayudan a cortar las raíces.

También puedes probar con una motoazada eléctrica, que facilita la tarea de remover la tierra y también cortan raíces de tamaño pequeño a mediano

Usar una pala adecuada

No todas las palas sirven para todo. Si vas a cavar en tierra dura, necesitas una pala de hierro. Las palas de plástico se rompen con facilidad cuando se usan en terrenos duros. Si no estás seguro de cuál es la mejor pala para ti, consulta a un especialista en jardinería o en herramientas.

Usa la pala correctamente

No importa la fuerza que hagas, no vas a poder cavar en tierra dura si no usas la pala correctamente. El truco está en mantener la pala en un ángulo de 45 grados y luego usar el peso de tu cuerpo para clavar la pala en el suelo. Si estás cavando en un terreno muy duro, es posible que tengas que usar ambas manos para levantar la pala y clavarla nuevamente en el suelo.

No te rindas

Cavar en tierra dura puede ser difícil y cansado, pero no te rindas. Si te estás cansando, descansa unos minutos y luego vuelve a intentarlo. Si aún así no puedes, tal vez necesites usar una herramienta más grande o más potente, como una monoazada o una mini excavadora.

Usa la tierra que has cavado

Una vez que hayas terminado de cavar, no desaproveches la tierra. La tierra que has removido puede ser útil para mejorar el suelo de tu jardín. Si la tierra es muy compacta, puedes usarla para hacer un camino o un sendero. Si la tierra está muy mezclada con piedras, puedes usarla para hacer un bordillo o una cerca viva.

Si la tierra está congelada

Si la tierra está dura porque está congelada puedes probar a descongelarla con agua caliente. Hierve el agua y vierte con cuidado sobre la zona de tierra congelada que deseas cavar. Cava con un pico hasta que encuentres más resistencia y añade más agua hirviendo.

Considera contratar a un profesional

Si no te sientes seguro de poder cavar en tierra dura por tu cuenta, no dudes en contratar a un profesional. Una empresa de jardinería o una excavadora pueden hacer el trabajo por ti, y probablemente lo hagan mejor y más rápido de lo que podrías hacerlo tú mismo. El coste de contratar a un profesional depende de la cantidad de tierra que necesites remover y del tiempo que lleve el trabajo, pero suele ser más barato de lo que te imaginas.

Ahora que ya sabes cómo cavar en tierra dura, ¿por qué no pones en práctica todos los trucos que acabas de aprender? Seguro que podrás hacer un gran trabajo.

5/5 - (5 votos)